Actores disfrazados de zombis deambulan por las calles de Sofia, Bulgaria, en octubre de 2010 para promocionar la serie televisiva estadounidense "The Walking Dead" [Los muertos vivientes].(Foto: EFE\STR)

Se han levantado de la tumba y están hambrientos; los zombis ganan terreno en el cine, la televisión, los libros y los cómics, donde ya es común encontrar más historias sobre muertos vivientes que ahora deambulan por todos sitios, en lo que parece una engañosa resurrección, pues en realidad siempre han estado ahí.

La temática no es novedad, pues basta revisar algunos sitios de internet especializados -como es el caso del portal imdb.com- para ver que, al menos en el caso del cine, hay alrededor de 160 películas registradas a lo largo de casi 80 años.

La popularidad que los zombis pudieron tener de una época a otra tiene mucho qué ver con los tiempos que se viven y en la calidad que las historias tengan al momento de ser contadas.

Para Robert Kirkman, creador de la serie "The walking dead" -la última en unirse al actual auge-, los zombis cobraron popularidad durante la época de la Guerra Fría por el desaliento que se vivía en el mundo tras la Segunda Guerra Mundial.

"La gente veía que las personas de las películas estaban peor que ellas y eso, de alguna forma, les daba tranquilidad", ha asegurado el escritor en una entrevista con Efe.

¡ESTÁN VIVOS!

El 4 de agosto de 1932 fue estrenado en Estados Unidos el filme "White zombie" (La legión de los hombres sin alma), considerado el pionero del género y dirigido por Victor Halperin y protagonizado por Bela Lugosi en el papel de un sacerdote vudú llamado Legendre.

La película poco tenía que ver con muertos que regresaban de la tumba, pues la trama giraba en torno al personaje de Lugosi, quien a través de pociones mágicas podía aparentar la muerte de una persona y después controlar su voluntad.

Después de cuatro años, el género mutó hacia lo sobrenatural con "The walking dead" (Los muertos andan), que cuenta la historia de un inocente que es condenado a la pena capital y vuelve a la vida gracias a la ayuda de un científico interpretado por Boris Karloff.

En los años posteriores vendrían cintas como "I walked with a zombie" (Yo anduve con un zombi), "The revenge of the zombies" (La venganza de los zombis) -ambas de 1943- o "The plague of the zombies" (La plaga de los zombis, 1966), hasta llegar al momento en que el género realmente despegó.

Esto ocurrió en 1968 con la aparición de "The night of the living dead" (La noche de los muertos vivientes), obra del director George Romero, quien además había creado el llamado "cine gore", películas de terror donde la violencia explícita y la sangre predominan.

PRECACUCIÓN, ZOMBIS CAMINANDO.

El director de cine George A. Romero, autor de la mítica película de terror "La noche de los muertos vivientes", durante la presentación de su último film, "Diary of the Dead" en el Festival de Sitges(Foto: España EFE\Jaume Sellart)

Aunque "The night of the living dead" pudo haber sido filmada a color, Romero rechazó la posibilidad para dar mayor fuerza a las escenas apuntaladas por el alto grado de visceralidad de la cinta.

Este fue quizá la mayor aportación de la cinta, pero al mismo tiempo se convirtió en su estigma, pues mucha gente consideró de mal gusto estos filmes, algo contra lo que lucharon durante más de dos décadas.

En ese tiempo surgieron películas como "Dawn of the dead" (Zombie, 1978) y "Day of the dead" (El día de los muertos, 1985), ambas de George Romero.

Algunas más llegaban a lo realmente terrorífico, como "The evil dead" (Posesión infernal, 1982), de Sam Raimi y protagonizada por Bruce Campbell, donde un grupo de jóvenes revive a los muertos al escuchar una traducción del libro "Necronomicón".

El filme tuvo do secuelas, "Evil dead II" (Terroríficamente muertos, 1987) y "Army of darkness" (El ejército de la oscuridad, 1993) con Campbell como protagonista y Raimi como director, pero éstas caricaturizaron de forma grotesca al género.

En ese periodo hubo cintas destacables como "The serpent and the rainbow" (La serpiente y el arcoiris, 1988), de Wes Craven o "Braindead" (Tu Madre se ha comido a mi perro, 1992), de Peter Jackson.

La fiebre zombi retomó fuerza a partir del año 2002 con "28 days later" (28 días después), de Danny Boyle; "The house of the 1,000 corpses" (La casa de los 1000 cadáveres, 2003), de Rob Zombie o la tetralogía de "Resident evil", protagonizada por Milla Jovovich y lanzada en 2002, 2004, 2007 y 2010, además de "Planet Terror" (2007), de Robert Rodríguez.

"El boom de la temática zombi ya es una realidad, tan es así que sé de buena fuente que se preparan algunas películas sobre ellos para 2011", explica a Efe la actriz Laurie Holden, quien participa en la serie televisiva "The walking dead".

NI LA TELEVISIÓN SE SALVA.

Fotograma de archivo del video clip "Thriller", del cantante Michael Jackson, que se estreno el 1 de diciembre de 1982(Foto: EFE\SIPA)

La televisión no se ha salvado de la oleada zombi que, en distintas formas, ha albergado a los muertos vivientes.

La más recordada es el vídeo de "Thriller" de Michael Jackson, dirigido por John Landis en 1982 y en el que, durante sus 14 minutos de duración, los zombis caminan y bailan por las calles.

En 2008 salió a la luz una producción inglesa llamada "Dead set" de sólo cinco capítulos que fue dirigida por Yann Demange. Fue ambientada en torno a la casa del "Gran Hermano", cuyos habitantes parecen ser los únicos que están a salvo de la epidemia zombi.

"Lifeless" es otra serie que apareció en 2008 y que fue dirigida por David y Eli Sasich, aunque sólo se conocen tres capítulos de ella disponibles en internet.

El caso más reciente es "The walking dead", historia dirigida por Frank Darabont basada en el cómic del mismo nombre hecho por Robert Kirkman; la primera temporada, que se compone de seis capítulos, fue estrenada en la primera semana de noviembre. Y en su priemr capítulo ha conseguido índices históricos de audiencia para una producción que se emite en canales de pago.

DEVORADORES DE LOS LIBROS

Un joven disfrazado de muerto viviente participa en una marcha zombie que ha tenido lugar por las calles de Estocolmo el 12 de junio de 2010. Es la segunda vez que se celebra esta fiesta, que termina con un picnic en el parque de Observatorielunden(Foto: EFE\Janerik Henriksson)

Los zombis también han comenzado a "infectar" al público a través de cómics y libros.

El título que más llama la atención es "Zombi: guía de supervivencia" (2003), de Max Brooks, quien explica "cómo sobrevivir a un apocalipsis zombi". Del mismo autor, "Guerra Mundial Z" (2006), que cuenta una guerra entre zombis y humanos.

Otros títulos son "Los caminantes" de Carlos Sisi; "Zombis Rubias", de James Brian;"Orgullo y prejuicio zombis", de Seth Grahame-Smith; "Naturaleza muerta", de Víctor Conde; la trilogía de "Zombie island", de David Wellington y hasta una visión de Madrid atacados por estas criaturas en "Apocalipsis Z", de Manel Loureiro.

También hay publicaciones que retratan otro lado del universo de los muertos vivientes, como "Lazarillo Z", que plantea una visión muy particular del clásico de la literatura española "Lazarillo de Tormes".

LOS CÓMICS, LA CLAVE.

Los cómics son, sin duda, el foco de infección de la plaga zombi en los últimos años y el caso de "The walking dead", de Robert Kirkman, es el más reciente.

También seriales como "Night of the living dead: Back from the grave", escrita por John Russo, que narra acontecimientos paralelos a la historia planteada en la película de 1968.

Igualmente están "Escape from the living dead" y "Plague of the living dead", del mismo Russo y dibujos de Dheeraj Verma; además de "Zombie proof", de J.C Vaugh y Vincent Spencer, que narra la historia de Billy Bob, un habitante de Texas que se oferta en las páginas amarillas como cazador de muertos vivientes.

Los protagonistas de "The Walking Dead", Laurie Holden y Andrew Lincon, y su creador Robert Kirkman, autor del cómic en el que está basado, durante la presentación en Madrid de esta serie de televisión sobre unos muertos vivientes que invaden el mundo.(Foto: EFE\Fernando Alvarado)

"Zombee" es otra de las opciones para los amantes de los cómics, una historia ambientada en el Japón feudal escrita por Miles Gunter y dibujada por Víctor Santos; en ella se narra la lucha que sostienen un samurai, un ninja y un monje contra los zombis.

O la saga "Marvel Zombies", una historia creada por el propio Kirkman, quien plantea un universo paralelo en donde Spiderman, Thor, el Capitán América y demás superhéroes son muertos vivientes.
"Me gustaría verlo convertido en un corto de animación porque hay muchas cosas que me gustan de esa historia y me gustaría traducirla a otro formato", puntualiza Kirkman a Efe.

¿FUTURO ZOMBI?.

Si los vampiros tomaron fuerza en la década de los 90 con películas como "Entrevista con el vampiro" o "Drácula" y viven un auge gracias a estos casos y a la aceptación de la saga "Crepúsculo" o de la trilogía cinematográfica de "Underworld", los zombis literalmente ya les devoran el terreno.

"Todo va en ciclos, en cinco o 10 años nos preguntaremos si los hombres lobo son el futuro. Está muy bien que los zombis ya sean populares, pero habrá una rotación", finaliza Kirkman.

Los zombis parecen llevar ventaja y rinden un sincero homenaje a una famosa cita del Necronomicón, el libro maldito salido de la imaginación del escritor estadounidense Howard Philips Lovecraft: "No está muerto lo que yace eternamente, y con los eones por venir, aún la muerte puede morir".