http://www.grupoq.com.ar/
actualizado | por Angela Márquez/ ES| http://www.grupoq.com.ar/

Halloween, una dulce tradición

Esta celebración goza de popularidad entre el público infantil en varios países de Latinoamérica. Por eso, este 31 de octubre, sorprende a tus pequeños invitados con la tradicional manzana acaramelada.


Golosinas y dulces preparaciones son apetecidas por los niños. Foto: Glow Images

Golosinas y dulces preparaciones son apetecidas por los niños. Foto: Glow Images

Desde hace años, las calles y comercios de varios países latinoamericanos se visten de los dos colores más representativos naranja y negro para seguir la tradición del Halloween o también conocida como Noche de Brujas. Entre las actividades típicas que se desarrollan en este día en el que los niños son los protagonistas, son el famoso “truco o dulce” donde los niños disfrazados recorren casa por casa pidiendo dulces bajo la pregunta de “¿dulce o truco?”; las visitas a casas embrujadas, tallar calabazas, la lectura historias de miedo y ver películas de terror, también son otras de las actividades.

Debido a que esta fiesta coincide además con la cosecha anual de las manzanas en Estados Unidos, los dulces a base de esta fruta son los más comunes y apetecidos como las manzanas acarameladas o confitadas y recubiertas de frutas secas.

Paso a paso

Para preparar unas ricas manzanas acarameladas necesitas 15 manzanas rojas maduras, 4 tazas de azúcar, 1  taza de agua,  media cucharadita de crémor tártaro y  3 cucharaditas de colorante rojo, palillos de madera.

Lava las manzanas con abundante agua y déjalas secar. Inserta el palillo en el inferior de cada manzana.  Para hacer el caramelo, mezcla en una olla el azúcar y el agua a fuego lento, revolviendo hasta que el azúcar se haya disuelto pero sin que el agua hierva. Coloca el cremor y el colorante. Lleva la preparación a ebullición, baja el fuego y déjalo hervir sin remover durante 15 minutos, hasta que quede como caramelo blando. Luego, sumerge la manzanas una por una en el caramelo. Déjalas escurrir y ponlas sobre una la placa a temperatura ambiente hasta que se solidifique el caramelo.

¿Quieres más sabor? Tus manzanas acarameladas puedes recubrirlas con maní picado, palomitas de maíz, granola o galletas Oreo picadas. 

0Comentarios

publicidad