Amaral, caóticos y salvajes, emprenden la próxima semana su gira por Latinoamérica

Amaral, caóticos y salvajes, emprenden la próxima semana su gira por Latinoamérica

Madrid, 16 oct (EFE).- El dúo Amaral, que concluye esta semana en Madrid y Barcelona su gira española del disco "Hacia lo salvaje" para continuar en Latinoamérica, explora su universo de "caos" y de búsqueda de "felicidad" que encuentra en su música y en sus seres queridos.

"Para mí la felicidad es bastante parecida al equilibrio, o al menos a la búsqueda del equilibrio, y tiene mucho que ver con hacer música y con estar con tus amigos y familia, con la gente que quieres", dice a EFEstilo Juan Aguirre, que hoy toca con Eva Amaral en la sala La Riviera de Madrid.

En ese mismo escenario repetirán el jueves, con lleno absoluto, al igual que harán el sábado en Barcelona, en la sala Razzmatazz.

Y la semana que viene tomarán un vuelo a La Habana, donde en diez días continúan su gira por Latinoamérica, tras haber recorrido toda la geografía española y visitar Alemania, Inglaterra, Francia y Estados Unidos.

Por primera vez, también Cuba y Perú tendrán sobre un escenario al dúo español responsable de "Sin ti no soy nada", "Revolución", "Kamikaze" o "El universo sobre mí", temas que seguro interpretarán el 26 de octubre en La Habana, en las ciudades argentinas de Buenos Aires, Córdoba y La Plata el 15, 16 y 18 de noviembre; en Lima, el día 21 y en México D.F el día 24 de ese mes.

Pero la agenda de conciertos no puede robarles la fuerza, innata a la banda, y Eva Amaral avisa: "Lo importante de la felicidad es disfrutar al máximo de ella cuando la tienes", y parece que, en la cresta de su ola profesional, se han aferrado a ella, a juzgar por el despliegue de energía del que hacen gala en sus directos, más potentes y "salvajes" que nunca.

En ellos recorren de forma exhaustiva los doce temas de su último álbum, "Hacia lo salvaje", quizá el que más refleja en estudio la potencia de la banda en directo, por la mayor presencia de guitarras, tanto eléctricas como acústicas, y donde se ha permitido innovar incluso con la voz, en temas como en "Hoy es el principio del final".

De esta docena de canciones, una de las que Eva presenta con más emoción sobre el escenario es "Olvido", que dedica a su madre, fallecida, mientras que "Riazor" es una composición de Juan después de una noche de marcha en la ciudad gallega de A Coruña.

Esa energía que inunda sus trabajos y conciertos está dominada por su peculiar proceso de creación y actitud ante la vida, que Eva define como caótica. "Si tuviera que decir un defecto nuestro sería el caos, a veces somos muy desastres en nuestra forma de componer, nos empezamos a liar varias semanas con la misma canción", admite.

Entonces alguien les rescata de ese mundo de ensueño, perfeccionismo y experimentación, reconoce la cantante. "Tiene que venir alguien a decirnos, oye chicos, a ver qué es lo que tenéis aquí, aclararos un poco", ríe.

Pero eso es precisamente lo que les define, asegura Juan, que cree que "como grupo" son "bastante curiosos", algo que, por otro lado, "puede convertirse en un defecto".

El mayor logro de la banda es para él haber hecho seis discos. "Nunca pensábamos que íbamos a poder dedicarnos a esto, o lo veíamos muy difícil. Y estamos encantados de poder dedicarnos a tocar música, a aprender cosas nuevas, a tocar otros instrumentos. Estamos muy agradecidos por eso", admite con orgullo.

Eva coincide con él. "Cualquiera que tenga un grupo y que nos vea ahora mismo entenderá lo que le decimos, que es dificilísimo, es como una lotería vivir de la música. Entonces para nosotros eso más que un logro ha sido un regalo que nos ha caído del cielo. Porque por mucho que hayamos estado nosotros detrás de ello, es impredecible", admite.

Se saben afortunados, pero no parecen sucumbir a la tentación del éxito y todavía les envuelve cierto aire de modestia y humildad, sobre todo a Juan. "No sé si me gustaría dejar ningún legado. También está bien pasar por la vida con discreción, sin molestar a nadie", asegura.

Sin embargo, ellos ya no podrán pasar desapercibidos y sus canciones inundan el imaginario de jóvenes y mayores desde hace quince años.

Por Beatriz Rodríguez

Copyright (c) Agencia EFE, S.A. 2011, todos los derechos reservados