Marcos y Victoria no dan más vueltas y dan rienda suelta a sus sentimientos.