La casa de los venados (Foto: Festival Iberoamericano de Teatro)

Ver imagen ampliada

Jan Lauwers escribió esta historia a partir de un trágico evento que conmovió al grupo Need Company cuando Tijen Lawton, uno de sus bailarines recibió la noticia del asesinato de su hermano, el periodista Kerem Lawton, en Kosovo.

País: Bélgica
Compañía: Need Company
Obra: La Casa de los Venados
Director: Jan Lauwers
Género: Teatro

La vida real fue el punto de partida para la creación de esta historia que relata las duras condiciones a las que se ven enfrentados un grupo de artistas de teatro en los diversos lugares que visitan. En una casa en la que habitan vivos y muertos aparece un diario que desata una historia impactante con tinte de realidad y de cuento de hadas, en la cual personajes de orejas puntiagudas y atuendos peludos sostienen diálogos que se tornan por momentos en disputas y se alternan con baile, canciones y juegos. La obra sorprende por su fina ironía, pero a la vez es un acto lleno de esperanza en el cual la vida triunfa sobre la muerte.

La casa de los venados hace parte de la trilogía Sad Face / Happy Face, conformada por El Cuarto de Isabela (narración del pasado que se presentó durante el Festival pasado), La Langostería (narración del futuro), y La Casa de los Venados (narración del presente). Esta última toca temas políticos e históricos, y evidencia que sus personajes tienen la noción de que están siendo vistos por una audiencia.

La Compañía
Need Company
Esta compañía fue fundada en 1986 en Bruselas por Joan Lauwers en colaboración con Grace Ellen Barkey. Se creó como un grupo de teatro y danza de características únicas por su lenguaje y las diversas técnicas que usa en sus producciones, así como por la verstilidad de sus actores.

Need Company ha creado y producido obras en diferentes ámbitos: musicales, artes visuales, artes escénicas y cine. Entre sus proyectos cinematográficos se destacan C-Song (Canción C), Goldfish Game (El juego del pez) y The Unathorized Portrait (Retrato no autorizado). En artes visuales se destacan instalaciones y exposiciones de arte realizadas por Lauwers y Lemm y Barkey como Afang y Deconstrucción y, en cuanto a producciones escénicas, se destacan This Door is too Small -for a Bear- (Esta puerta es muy pequeña -para un oso-), The Porcelain Project (El proyecto Porcelana), la trilogía Sad Face / Happy Face (Cara alegre / Cara triste), Need to know (Necesidad de saber) y adaptaciones como Julio César, Antonio y Cleopatra, Macbeth y el Rey Lear, obras que en su mayoría han sido acompañadas por música compuesta por la misma compañía.

Adicionalmente, Need Company cuenta con un laboratorio de exploración e interacción donde se gestan proyectos a futuro a través de procesos creativos fluidos y espontáneos llamado Needlab.

El Director
Jan Lauwers
Artista y director nacido en Amberes, Bélgica, en 1957. Estudió en la Academia de Arte en Ghent, de donde se graduó como pintor profesional en 1980. Conformó un grupo de ocho artistas que ha realizado varias exposiciones y sus obras han sido expuestas en lugares tan importantes como el Museo de Beuningen, en Rótterdam, BOZAR, en Bruselas y la Galería Bleich Rosi. Sus creaciones se caracterizan por un gran contenido estético y visual que prima sobre la palabra, y entre ellas se destacan: Invictos, El monólogo Schade, La ópera Orfeo, The Snakesong Trilogy -Snakesong/ Le voyeur, Snakesong/ Le pouvoir y Snake- song/ Le désir- (Canción de la serpiente, trilogía -El mirón, El poder y El Deseo-), No Comment (Sin comentarios), Images of Affection (Imágenes de afecto) y la trilogía ya mencionada, Sad Face / Happy Face.

En septiembre de 1997 Lauwers fue invitado a participar en la sección teatral de Documenta X, con Calígula, y creó, en coproducción con el Ballet de Frankfurt, Dead Dogs Don't Dance/Djames Djoyce DeaD (Los perros muertos no bailan Djames, Djoyce muertos), a petición del actor estadounidense William Forsythe. Sus obras y trabajos plásticos se han caracterizado por tratar temas relacionados con la violencia, el amor, el erotismo y la muerte, lo que lo llevó a ganar un Obie Award en Nueva York, por su obra Morning Song (Canción de mañana) en 1999.

Actualmente Lauwers trabaja en la elaboración del proyecto The House of our Fathers (La casa de nuestros padres), una casa que examina el tiempo, el espacio y la percepción.