Relato de la diablada (Bolivia) (Foto: Festival Iberoamericano de Teatro)

Ver imagen ampliada

Esta comparsa es la representación del pasaje bíblico que hace referencia a la rebelión de los diablos. Comienza cuando el arcángel Miguel y Lucifer se encuentran en el infierno sosteniendo una discusión por que la guerra ha empezado. El arcángel decide llamar a sus legiones celestiales para combatir a los múltiples demonios que continúan los enfrentamientos para cumplir su cometido de ganar la batalla, lo que les abriría las puertas para llegar a la tierra.

Título: Relato de la Diablada
Compañía: Diablada Ferroviaria de Oruro
Director: Edwin Pérez Guzmán
Duración: 1 hora

Al llegar a la tierra, los demonios planean erradicar el cristianismo en el planeta, con los humanos como testigos, pero los ángeles los persiguen con la idea de que, a pesar de haber perdido una batalla, pueden ganar la guerra en el plano terrenal. El feroz enfrentamiento entre ambos bandos termina siendo mediado por la Virgen del Socavón, patrona de los mineros bolivianos, quien declara a los ángeles como ganadores.

Esta historia está contada por una gran comparsa de calle, llena de colores, disfraces y baile conocida como Relato de la Diablada. Desde 1957 es una de las principales comparsas participantes en el tradicional Carnaval de Oruro (Bolivia), que fue declarado por la UNESCO como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad, debido a su belleza, espectacularidad y la inclusión de historias, ritos y mitos tradicionales.

En este acto se mezclan personajes y creencias de la idiosincrasia del pueblo de Oruro y de Bolivia como la Virgen María del Socavón, a quien todos los mineros solicitan favores y protección; su enemigo el diablo, o Supay, y la fertilidad que se hace presente en las serpientes, lagartos, sapos y hormigas de gran formato con coloridos disfraces. Para los danzantes vestirse de diablo es un honor, ya que es su manera de rendirle un homenaje a la Virgen María del Socavón, consagrarle a su familia y solicitarle salud, abundancia de dinero y bienes materiales para los suyos.


La Compañía
Diablada Ferroviaria de Oruro
Esta compañía se creó en 1956 tras largas reuniones en el Sindicato de Trabajadores Ferroviarios de Oruro, quienes vieron la necesidad de realizar una fundación folklórica. Un año más tarde la Diablada Ferroviaria de Oruro presentó su primera comparsa en el Carnaval de Oruro para hacer parte de este gran honor a la Virgen María del Socavón, donde ganaron el premio a mejor comparsa.

Hoy en día esta compañía es conocida popularmente como "los muchachos del buzo rojo", y ha logrado llevar su comparsa hasta Argentina, Perú, Chile, España, México y Colombia. En Bogotá ha hecho parte de los desfiles inaugurales del Festival Iberoamericano en tres ocasiones.

La Diablada Ferroviaria de Oruro ha recibido distinciones como la "Medalla de Plata a la gran orden Boliviana de la educación en el grado de oficial a la Diablada Ferroviaria de Oruro" en 1983; la "Medalla de Oro: Máxima Condecoración de la A.C.F.O a la Diablada Ferroviaria de Oruro en sus Bodas de Plata" en 1983; la "Medalla de Plata: Honor al Mérito de la A.C.F.O a la Diablada Ferroviara de Oruro" en 1991; y la "Medalla de Oro: Condecoración al Mérito. Grado Escudo Nacional, por su Aporte al Folklore y Cultura a la Diablada Ferroviaria en sus cincuenta años, por la Prefectura del Departamento" en el año 2006.

El Director
Edwin Pérez Guzmán
Nativo de Oruro, Bolivia. Ha dedicado su vida a la creación y difusión de las comparsas para hacer conocer el Relato de las Diabladas. Nació el 11 de Mayo del año 1961 y desde los cuatro años su familia lo puso a disposición de la Virgen María del Socavón para ser parte de las comparsas y hasta el momento no ha dejado de bailar en cada una de las ediciones del Festival de Oruro.

Se graduó como arquitecto de la Universidad Técnica de Oruro y tras este mérito todos sus honores y distinciones han sido consecuencia de sus participaciones y aportes al Relato de las Diabladas. Entre sus reconocimientos están la Medalla Mérito a la Antigüedad otorgada por la Asociación de Conjuntos del Folklore de Oruro - Bolivia.