La música de despecho se vistió de etiqueta

ESPECTACULOS.

Este tipo de experimentos musicales ya se habían hecho antes y el éxito fue apoteósico. La música vallenata, así como diferentes manifestaciones musicales del folclor colombiano, han tenido su propuesta sinfónica, que bien lograda, impacta entre los amantes de la buena música.

Por eso, el maestro Raúl Rosero emprendió la paciente labor de crear "Concierto Despecho". Se trata de un trabajo discográfico en el que tomó, nueve de los temas más reconocidos del género del despecho, y los adaptó a los sonidos de la Orquesta Filarmónica de Colombia.

No fue una labor sencilla. Se requería de la paciencia y el talento de un maestro como Rosero, para tomarlos, llevarlos a las atmósferas sinfónicas, sin que perdieran su esencia. Mejor dicho, que la gente se sorprendiera pero que supiera exactamente qué canción se está interpretando.

"Fueron centenares de canciones las que escuchamos y lentamente fuimos seleccionando hasta llegar a las nueve que hacen parte del disco para empezar a trabajar en cada uno de los arreglos y poder trabajar en el estudio", comentó Rosero.

Para nadie es un secreto el "boom" que vive la música popular en Colombia, que desde hace cerca de diez años dejó de ser estigmatizada como música de cantina y de ciertas clases sociales, para ser aceptada y disfrutada.

La selección final la encabezó "La camisa negra" de Juanes, explorando los sonidos de la popular "raspa" en la que se inspiró el reconocido cantautor paisa.

"El impacto que esta canción ha tenido en el mundo, y sabiendo del homenaje que con ella Juanes le hacía a su tierra, me motivó mucho para emprender la tarea de hacer esta producción discográfica", continuó Raúl Rosero.

Le siguen "Traicionera", así como el tema "Y me bebí tu recuerdo", clásicos como "La cuchilla" y "La Jarretona", con algo de música norteña como "La banda del carro rojo", el inolvidable "El camino de la vida", junto a canciones más recientes como "Soy soltero" de Jhony Rivera.

"La selección fue cuidadosa también con la idea de lograr congregar a varias generaciones, porque hay canciones que suenan mucho en la radio hoy en día, junto a otras que desde siempre hemos escuchado en nuestras casas", aseguró el maestro.

Pero este camino apenas comienza. El año pasado creó La Orquesta Filarmónica de Bogotá, con la cual, se prepara para llevar el concepto de Concierto Despecho a los principales escenarios del país.

Con el éxito que ha obtenido este trabajo discográfico, no hay duda que un segundo volumen podría venir en camino, aunque el maestro Raúl Rosero no lo confirma.