Silvestre Dangond tiene nuevo acordeonero

ESPECTACULOS. Después de confirmar a los medios la tan hablaba separación de su acordeonero Juancho De la Espriella, Silvestre Dangond afirmó que mientras consigue un "compañero de fórmula permanente" cumplirá con su primo los compromisos que ya tiene. Se trata de Lucas Dangond a quien contactó este martes en la noche para ofrecerle la unión.

Silvestre Dangond señaló que lamenta "profundamente que se haya presentado esta situación (entre Juancho De la Espriella y él), justo cuando estábamos trabajando para ofrecerles a nuestros seguidores un repertorio con arreglos y matices innovadores".

Asimismo, dio a conocer que la noticia de la separación lo tomó por sorpresa incluso a él, ya que se enteró de ello por medio de los afirmaciones que De la Espriella publicó en su cuenta de la red social Twitter las cuales tildó de "apresuradas y motivadas por comentarios de terceros".

"Juancho de la Espriella pudo haberse dejado llevar de rumores y comentarios de terceros para tomar una decisión tan apresurada como dolorosa, pero respetable si esa fue su última palabra", dijo Silvestre.

El cantante vallenato asegura que nunca consideró sustituir a Juancho De la Espriella por Rolando Ochoa, acordeonero de Martín Elías, como anunció su ex formula de tarima. Dangond también recalcó que durante los diez años que estuvo con De la Espriella su trabajo fue bien valorado.

Comunicado de prensa oficial de Silvestre Dangond:

A la opinión pública:

Al igual que a muchos de mis seguidores, debo confesar que me tomó por sorpresa el anuncio de separación hecho público al mediodía de ayer por Juancho de la Espriella desde su cuenta de Twitter. Frente a sus afirmaciones, apresuradas y motivadas por comentarios de terceros desde mi punto de vista, quiero hacer algunas precisiones para dejar claras las razones de esta inesperada ruptura.

1. Pese a que la relación estrictamente musical entre Juancho de la Espriella y yo había entrado en una etapa de enfriamiento y monotonía después de 10 años de unión artística, lamento profundamente que se haya presentado esta situación, justo cuando estábamos trabajando para ofrecerles a nuestros seguidores un repertorio con arreglos y matices innovadores, que nos permitiera, de paso, continuar en la lista de las agrupaciones musicales más solicitadas.

2. En la tarde de ayer, poco después del mediodía, mientras almorzaba y conversaba con algunos amigos, recibí una llamada de Juancho de la Espriella, quien un tanto ofuscado anunció que había tomado la decisión de marginarse de nuestra organización musical. Con ello, quiero advertir que no fui yo quien lo separó y lo relevó "por debajo de cuerda", como él mismo afirmó.

3. Nunca consideré la posibilidad de sustituir a Juancho de la Espriella por Rolando Ochoa, con quien he sostenido conversaciones y relaciones de amistad desde hace mucho tiempo, pero con quien jamás he fraguado estratagema alguna para apartar de manera indigna o alevosa a alguien de mi agrupación.

4. No es cierto que no se haya valorado el trabajo de Juancho de la Espriella durante estos 10 años de exitosa unión, de la cual hablan las siete producciones musicales que concebimos y encumbramos juntos. Si eso no es estimar la labor y la virtud de un artista y amigo, no alcanzo a entender a qué se refiere quien hasta hoy fuese mi acordeonero.

5. Insisto en que Juancho de la Espriella pudo haberse dejado llevar de rumores y comentarios de terceros para tomar una decisión tan apresurada como dolorosa, pero respetable si esa fue su última palabra.

6. Deseo que el éxito acompañe a Juancho de la Espriella en el sendero que decida tomar en adelante, reconozco en él un acordeonero de sobradas condiciones para cultivar y recoger mayores victorias en lo que resta de su vida musical. Si Dios permite que nos reencontremos en un futuro, será un placer inmenso hacer nuevamente pareja musical con él.

7. Finalmente, debo recordarles que el camino de un artista tiene que continuar pese a los obstáculos que en él puedan cruzarse, por eso debo anunciarles también que mientras encuentro un compañero de fórmula permanente cumpliré mis compromisos con el joven y talentoso acordeonero, mi primo, Lucas Dangond, con quien establecí contacto anoche y de quien he obtenido su respuesta afirmativa.

A Juancho mi amistad, respeto y testimonio de estima; a ustedes, como siempre, mis agradecimientos...