Angélica Camacho, más que un par de piernas

ESPECTACULOS. Angélica Camacho, o la 'hinchada', como muy cariñosamente la llaman sus seguidores, es la cara sensual de los deportes. Esta extrovertida vallecaucana ha logrado ganarse un espacio en la televisión colombiana gracias a su alegría y pasión por el fútbol.

Aunque no estudió periodismo sino Comercio Exterior, siente un profundo respeto por esta profesión que le ha traído lo mejor a su vida. La 'hinchada', su álter ego, ha sido el pase directo a una carrera de éxito. Sin embargo, prefiere que la conozcan como la empresaria y profesional que es y no por su escultural cuerpo.

Angélica estrena este viernes una nueva faceta, la de escritora y columnista. Su nuevo proyecto editorial 'Sybarite' pretende llamar la atención de todos los hombres colombianos amantes del buen gusto y la buena vida. Su circulación será mensual y tendrá un costo de 7.500 pesos.

Este 2013 será un año de grande retos y nuevos proyectos para la artista, donde espera crecer profesionalmente y llegarle a su público a través de sus textos. Asimismo espera fortalecer su lado como empresaria, donde ya es dueña de varias canchas de fútbol en la capital.

-¿Cómo llegó a este proyecto editorial revista 'Sybarite'?

Estoy en la etapa de cambiar el rumbo de mi carrera y profesionalismo que ahora es deportes. He caminado en eso, pero chévere llegar con algo novedoso. Es un proyecto muy bonito, le estamos metiendo todo el corazón y de todas maneras está relacionado con lo mío, que es el mundo del fútbol donde la mayoría son hombres y esta revista es para ellos.

-¿Esencialmente, cuál será la línea de sus columnas?

Van a ser de todos los deportes. Quiero que la gente, por ejemplo, se dé cuenta que los entrenadores deben y se están interesando más en llegarle mentalmente a los jugadores. Desde la cabeza, para formar futbolistas con la victoria siempre presente y enseñarles a salir de las derrotas. He conocido a muchos técnicos, entre ellos a Alexis García, que es un 'come libros' y se está interesando en esto. Por esas experiencias y todo lo que he visto de su trabajo, empecé con esta columna.

-¿El público, será exclusivo para hombres?

Sí, va dirigida para ellos, pero a las mujeres les va a interesar mucho porque nos gusta vivir bien. En 'Sybarite' vamos a mostrar estilos de vida, restaurantes de moda, los viajes, los licores, todo lo que está en el 'boom' del momento, además que yo soy la portada de la primera edición, pero las mujeres del común se van a dar cuenta que van a ser protagonistas.

Y es que a partir de la primera edición yo quiero que estas niñas lindas, trabajadoras, aquellas que tienen una historia muy bonita, también sean famosas, por decirlo de alguna manera. Que las que están en portada no sean solo aquellas que salen en televisión, sino que aquí vamos a cambiar vidas. Hacer que sientan que tienen el poder y que pueden ser mostradas. Los hombres que disfruten de esta revista, se las van a poder encontrar en los supermercados, atendiendo en una caja o vendiendo en un almacén porque son niñas hermosas. Estamos saturados de ver en las revistas a las niñas de las novelas y a las presentadoras, pero es que las mujeres colombianas somos unas verracas, guerreras, y eso es lo que queremos mostrar.

- ¿Cómo imagen de portada, los lectores que encontrarán en esta edición sobre usted?

Vamos a tocar unos temas interesantes, como las ferias de Colombia: El Carnaval de Negros y Blancos, la Feria de Cali, la de Manizales, en eso giramos la producción de las fotos. Voy a mostrar también mi parte empresarial. Tengo unas canchas de fútbol 'La gran hinchada' y ahora con la revista, quiero mostrar lo que estoy haciendo fuera de la televisión.

Conociendo a Angélica

- Es conocida más por la 'hinchada' que por Angélica Camacho, ¿qué tan positivo o negativo ha sido esto?

Agradezco mucho a 'Fuera de lugar' que me dio la oportunidad. Primero de trabajar en deportes que es lo que más me apasiona, desde chiquita iba al estadio, apoyaba a los equipos, la familia de mi mamá me inculcó eso y fue una fortuna terminar en un programa de deportes, pero la hinchada soy yo, y esto es muy valioso. Me he ganado un cariño importante con los hinchas. Sí es un estigma porque la 'hinchada' es la que sale en faldita, grita en los estadios, pero me ha ayudado a eso, a ganarme un lugar especial en el corazón de ellos. Esto con los demás proyectos se va a relacionar de la mejor manera.

- ¿Cómo ha sido ese proceso de intentar que la gente te conozca más por quien eres: Angélica Camacho, que por la 'hinchada'?

Más es por mis redes sociales. Hay gente que no sabe cómo me llamo y es por esto que en las redes yo soy Angélica Camacho. En ningún lado de estos sitios aparece la 'hinchada', de esta manera es que mis seguidores saben quien soy. Pero tampoco la idea es erradicar a la 'hinchada', ni lo será, porque le tengo total aprecio a ese personaje, como me quieran llamar para mi no es un problema.

- ¿Angélica Camacho no es solo fútbol, que otros deportes disfruta?

Soy presentadora de 'Fútbol +', donde el principal objetivo es manejar todos los deportes, pero principalmente el fútbol. Estoy en un set con Esteban Jaramillo. Édgar Perea, Pablo Escola y Óscar Córdoba, me he destacado es porque con fútbol, ellos me llevan 30 años de carrera, pero con otros deportes, en eso yo soy más fuerte. Me encanta Moto GP, Fórmula Uno, sigo mucho el tenis. No es solo que me pasen un libreto, yo sé de lo qué estoy hablando porque me gusta.

- ¿Tiene un deporte favorito?

Sí, claro, el fútbol. Juego fútbol, tengo equipo 'la gran hinchada' como mis canchas, hay niñas de todos los medios, modelos, Selección Colombia, por eso me involucro tanto con este deporte.

- ¿Hincha de qué equipo?

Yo soy hincha de mis hinchas, ahora se va ampliar mucho mi panorama porque también serán los que van a llegar con 'Sybarite'. Lo más importante es llevar un bonito mensaje.

- ¿Qué tanto puede reñir o ir de la mano la sensualidad y la credibilidad?

Es difícil ganar un terreno, igual yo soy consciente de eso, por eso soy disciplinada. Hay que leer, ya mis épocas de amigas no, quiero aprovechar mi tiempo. Estoy escribiendo también una página web en el diario El País de Cali, desde hace un tiempo y gracias a mi programa de 'Fútbol +' he ido ganando terreno, porque Angélica Camacho no es solo piernas, sino que también es la niña que se sienta, escribe y está pendiente de los futbolistas para mostrar la cara humana que tienen.

- Es bonita, habla de fútbol, disfruta mucho de los deportes, ¿en realidad esto es una ventaja a la hora de tener pareja?

(Risas), ha sido muy difícil, estoy soltera hace más de año y medio y lo es más porque soy muy dada a la gente. Saludo a todo el mundo y lo hago porque me gusta y no porque mi trabajo me lo exija. Es muy difícil, tendría que ser una persona que trabaje en lo mismo o en algo que le ocupe mucho tiempo, porque en este momento mi prioridad es mi trabajo, alcanzar mis logros y metas. Mis novios ahora son mis seguidores, proyectos y mi revista.

- ¿Por qué lleva tanto tiempo soltera?

No ha llegado la persona que es. Y a lo mejor es porque yo lo decidí así en un momento. Un novio puede ser una distracción cuando estás concentrada en otras cosas. Tengo tantos proyectos y tantas cosas que no quisiera decirle en estos momentos 'no quiero salir hoy porque tengo que escribir', sería injusto. Estoy llena de vida, de mi familia que me hace feliz y novio todavía no.

- ¿Ha sido víctima del machismo en los deportes?

Mucho. Cuando decidí ser presentadora empecé a recibir críticas al aire, me entrevistaban y me decían: "pero yo le voy a decir una cosa, aquí las mujeres no saben de fútbol". -Y yo les decía, '¿por qué los hombres le tienen tanto miedo a eso, acaso ¿creen que una mujer les va a quitar el puesto?' Es más una defensa que ponen ellos porque saben que las mujeres sabemos de eso también. Me sentí muy señalada, todavía lo siento, con la revista igual. "Y ¿cómo Angélica va a hacer esto?" Bueno lo vamos a demostrar.

-¿Cree qué es diferente el trabajo de una mujer al de un hombre en periodismo deportivo?

Sí, pero creo totalmente en el trabajo que están haciendo las mujeres, ahora yo estoy haciendo radio con 'Los dueños del balón' y los hombres también se están interesando en eso, en escuchar la opinión de una mujer, y es porque nosotras estamos cumpliendo. Es importante porque estamos ganando un espacio entre la gente, esto es un gran paso.

En las canchas

- ¿Los futbolistas son coquetos?

Muy coquetos, yo pensé que eso había cambiado. Hace seis años llegó una mujer a 'Fuera de lugar' desinhibida, y me gusta llegarles a ellos, que se sientan intimidados y lo he logrado. Pensé que era el 'boom' del momento, de ser la 'hinchada', pero no, han pasado los años y no solo los futbolistas, los hombres son coquetos por naturaleza. Ha estado en mí, poner una barrera, no me he interesado por ningún futbolista, ya uno aprende a manejarlos.

- Se ha encontrado con cualquier tipo de futbolistas ¿cómo la han tratado?

Hay de todo, los que echan piropos bonitos y los que no. Pero nunca una mala palabra o el deseo de afectar y hacerlo sentir a uno mal. Una vez, no verbalmente, me tocaron la cola y fue en un hotel en una final del fútbol. El programa era en directo solamente con los futbolistas, yo presentando y me cogen la cola, me gané un lío con el director porque de una solté el micrófono, y se lo pase a otra persona, volteé a mirar a ver quién había sido, y nada. Esto me llamó la atención porque de pronto con los hinchas uno está prevenida a la espera de que pase algo, con los futbolistas no. Nunca me dí cuenta quién era, pero seguro si lee esto se deberá sentir culpable o afortunado (risas).

- ¿Qué viene en este 2013 para Angélica Camacho?

Tengo un mundo de proyectos, tengo una familia que me está apoyando, un equipo de trabajo lindo, a mi mánager Tatiana Zuluaga, con ella nos sentamos a pensar, qué vamos a hacer, proyectos, las canchas de fútbol, quiero abrir muchas en Colombia y hacer obras sociales. Este sábado entregaremos regalos a niños de escasos recursos de la localidad de San Cristóbal en Bogotá. Ojalá siga con los programas, que tenga mucho trabajo, estoy llena de amor y pasión por mis cosas y mi corazón está contento y no está esperando novio (risas).