Natalia Jiménez, poderosa solista

-: ESPECTACULOS. En 2001 Natalia Jiménez se unió al grupo La quinta estación pero no fue hasta 2004 que demostró lo grande que era con el disco Flores de alquiler, en el que la canción El sol no regresa fue uno de los éxitos que estremeció los oídos de la gente cuando se percataron de la potencia y calidez de la voz de esta madrileña que, cuando habla, ríe sin parar, enseñando una simpatía exagerada casi que imposible de encontrar en los artistas internacionales.

Y cuando estaba en la cima con el grupo, en 2011, la intérprete decidió irse y hacerse una carrera como solista con la que lanzó su primer álbum homónimo que ha sido un éxito en España y América Latina.

Desde Miami, divertida y bromista, ella habla sobre su vida y sus gustos. ¡Encantadora Natalia!

Ahora está lanzando Por ser tu mujer...

"Sí, habla sobre una mujer que está en un triángulo amoroso, quiere entrar en un matrimonio y destrozarlo, es una canción un poco fuerte".

¿Qué canción no se puede sacar de la cabeza por estos días?

"Hay una de este disco que se llama Enciérrame y Me muero, que la hice con La quinta estación".

¿Cómo fue trabajar con Daddy Yankee?

"Fue increíble porque es sencillo, simpático. Trabajar con él fue un aprendizaje porque tuve que irme a su territorio de música urbana, la canción quedó muy sexy, deseo que salga ya porque es una sorpresa para todos escucharnos a los dos, que venimos de géneros diferentes".

¿Cómo fue la exploración de géneros?

"La verdad que fue fácil porque la canción en sí no es reguetón, es más bien como pop electrónico, es muy divertida de explotar, es algo muy diferente y me sentí muy cómoda cantándola, me siento tan cómoda que para mi siguiente álbum estoy haciendo cosas en ese estilo: electrónicas mezcladas con lo que sé hacer".

¿Hacer otras cosas es una libertad que le da el hecho de ser solista?

"Sí, porque cuando estaba en el grupo teníamos que seguir todos un estilo que distinguiera al grupo de otros, básicamente soy como yo, hago más bien lo que me apetece, como en este disco que estoy haciendo metí baladas, un bolero, alguna ranchera, algo de salsa, una canción en inglés, algo con lo que la gente se divierta en la discotecas".

¿Con qué música le gusta a usted divertirse en las discotecas?

"Con esa misma. Pero más que hablar de la disco hablo de llevarme la música a correr porque me encanta. Corro por las mañanas y pongo en mi play list a Nicky Minaj, Usher, Rihanna".

¿Qué significó pasar de La quinta estación a estar sola?

"No ha habido tanta diferencia, cuando estaba en el escenario solo tenía a Ángel que era el otro integrante del grupo y yo componía las canciones por mi lado con el productor. Mi banda es la misma, mis músicos son los mismos y no siento tanta diferencia salvo porque todo mi equipo alrededor ha cambiado, mi manager, mi discografía, he cambiado de relaciones públicas, todo ha cambiado a mi alrededor, pero lo musical sigue siendo casi igual".

¿En algún momento se sintió atascada con La quinta estación?

"Sí lo llegué a sentir. Aunque yo ahí hacía lo que quería, estaba contenta con el grupo y no teníamos problemas. Todo se acabó porque llevábamos muchos años juntos y nos tocaba tomarnos un break".

¿Cambiaron sus ambiciones cuando se fue de ahí?

"Siguen siendo las mismas: hacer lo que me gusta. Lo que sí ha cambiado es que sé cómo funciona el engranaje de la industria. La verdad es que me gusta el cambio porque cuando estaba en el grupo no sabía nada".

Haciendo referencia a su canción El mundo se equivoca, ¿piensa que alguna vez el mundo se ha equivocado con usted?

"No, el mundo ha sido demasiado bueno en general. He tenido muchos éxitos, hemos ganado premios, entre ellos un Grammy americano, otro latino...".

¿Cuál es el encanto de Natalia Jiménez?

"Soy muy simpática, siempre estoy de broma. La gente reconoce mi voz a la primera vez y yo ni me la creo. A todo el mundo lo recibo con una sonrisa por delante".

¿Cómo fue ser jurado de un programa de canto y estar acompañada por Miguel Bosé, Ana Torroja y David Bustamante?

"Fue divertidísimo, me encantó estar con otros artistas en la misma mesa, pasar tiempo con ellos, conocerlos más, ver cómo se esforzaban los chicos, fue una experiencia muy linda que me encantaría repetir y fue enriquecedor la verdad, procesionalmente hablando".

¿Qué es lo que más extraña de España cuando debe viajar?

"La comida, al igual que cualquier colombiano que extraña la bandeja paisa, la paella. He probado la bandeja paisa, me llevaron a Andrés Carne de Res en Bogotá y tengo aún los recuerditos que te dan cuando te entregan la factura de la comida, es un tubito, ahí lo tengo".

Si en 2000 hubiera existido algún reality, ¿se hubiera metido para alcanzar reconocimiento más rápido?

"Yo creo que sí, si en ese hubiera visto alguno, hubiera ido al casting, luego, otra cosa es que me hubieran admitido pero la verdad es que me hubiera apuntado porque es una muy buena experiencia, creo que sobre todo aunque no se gane, se aprende mucho, me parece una buena opción el reality".

¿Qué es lo mejor en la vida de Natalia Jiménez?

"Lo mejor de mi vida es la gente que me rodea, que me cuida tanto y que me quiere tanto y que vela por mí y me ayuda con mis decisiones, mis cosas, uno no es nadie si no tiene esa gente alrededor que le cuide".

Su género preferido es la salsa...

"Sí, de hecho en los conciertos estoy incluyendo algo de salsa, cha cha chá y cosas latinas. Me encanta porque con la salsa puedo bailar, cantar y poner al público a sonreír, eso no tiene precio".

Ya no tiene mucho tiempo para tu vida privada, ¿Cómo afronta el hecho de dedicarle más tiempo a la Natalia profesional que a la Natalia mujer?

"No lo separo, soy la misma dentro y fuera, cuando estoy de afán y cuando estoy de gira sigo siendo la misma y lo considero parte de mi vida privada y diaria, malo es cuando lo separas y empiezas a tener problemas, no vas a tener tiempo para darle a la vida privada, lo considero todo lo mismo, así nunca tengo conflictos sacando más tiempo esto que lo otro. Cuando no estoy viajando aprovecho para entrenar, hacer deporte, estar en casa, cocinar, soy una chica muy normal".

¿Sigue considerando la composición la parte más difícil del proceso musical?

"No es que sea arduo, pero cuando uno no tiene nada bueno qué decir cuesta mucho componer. Hay veces uno está bloqueado y no sale, ahí es cuando me cuesta. Creo que por ser mujer no se me ha dado el reconocimiento como compositora y yo ya tengo tres premios Óscar por canciones mías".

¿Le gusta la nostalgia para escribir?

"Los temas tristes los dejo a un lado porque con lo que está pasando en el mundo ahora mismo, lo último que nos apetece escuchar es una balada".

¿Le interesa la canción social entonces?

"No, solo me interesa hablar en este momento de relaciones personales, de la vida de la gente joven como yo, cómo salen de noche, cómo se divierten...".

¿Cuál de sus composiciones le ha gustado más?

"Una canción que se llama Algo más, una balada preciosa y otra que está en el nuevo álbum que se llama Si no está usted. Mi padre cada vez que la escucha llora por los rincones".

Lo que más ama en el mundo es...

"A mi familia y a mis amigos".

Lo que más odia...

"Me molesta mucho cuando me invitan a una fiesta y me dice que vaya en tacones y me voy así y se me hunde el tacón en el césped".

¿Cuál es el mejor consejo que le han dado?

"Mi padre me dijo alguna vez que fuera yo misma y que no cambiara ni por nada ni por nadie".

¿Cuál es su gusto culposo?

"¡Me encanta el último disco de Britney Spears!".

El estilo de Natalia Jiménez es...

"La verdad es que trato de divertirme mucho con la moda, a veces soy retro, moderna, sexy, cada día me pongo diferente".

Su color preferido...

"Estoy entre el morado y el coral".

Su cd preferido...

"Cualquiera de Sade".

Su canción predilecta...

"Another day in paradise".

Un actor:

"Adam Sandler".

Una película:

"La resaca, The hangover".

Un hobbie...

"Cocinar".

¿Y qué cocina mejor?

"En lo que me va mejor son con unos macarrones con queso que los hago con tocineta. ¡Me quedan asesinos!"

Antes de cualquier cosa usted es...

"Hiperactiva".

¿Qué no le falta en el bolso?

"Mis llaves, mis gafas de sol y mi billetera".

¿Y en la nevera?

"Amo los huevos. No me pueden faltar los huevos".