"Que resurja la champeta"

ESPECTACULOS. Con el nombre de Asociación de Músicos de Champeta de Cartagena (Asomuchá), se conformó la agremiación de los artistas del popular género de champeta de la ciudad, y que está a la espera de ser legalizada.

Este logro surgió tras una reunión, a las 10 de la mañana del viernes, en las instalaciones de Comibol, en el Centro Histórico, en la que participaron la mayoría de los intérpretes de este género como alternativa para conseguir el apoyo de la Alcaldía y sacar, según consideran, la champeta del estancamiento en el que se encuentra.

Viviano Torres, del grupo Ane Swing y ahora vicepresidente de la nueva entidad, indicó que el próximo lunes ultimarán los detalles para llevar la documentación a la Cámara de Comercio y autenticar la organización.

Admitió que fue la sugerencia que el alcalde Campo Elías Terán les hizo en la reunión preliminar que sostuvieron el pasado jueves, y la coyuntura de la muerte de su compañero John Jairo Sayas, "El Sayayín", la que los motivó a congregarse para conseguir el apoyo por parte del Distrito.

"Atendimos a la recomendación que se nos hizo para poder dialogar; por ello, después de tanto tiempo dimos el paso, era un asunto que teníamos pendiente entre nosotros", agregó Torres, quien indicó que el propósito de la agremiación es que la champeta resurja y se le deje de estigmatizar.

Según el cantante Luis Towers, presidente de la junta de Asomuchá, se busca el respaldo de la administración, a través del Instituto de Patrimonio y Cultura de Cartagena (IPCC), para lograr que el ritmo tenga el reconocimiento que merece, el cual considera, ha desaparecido.

"Queremos que nuestra música tenga su fecha, debe existir el Día de la Champeta", señaló Towers, quien espera que organizados, obtengan la oportunidad de ser contratados de manera permanente por el Distrito y promover presentaciones con las que consigan incentivar el gusto de los ciudadanos por el género.

"Champeta en los conciertos"

El gremio de los artistas acogió con entusiasmo la medida que dejó el alcalde Campo Elías Terán sobre la mesa en el encuentro, de decretar y hacer obligatorio que en todos los conciertos que se realicen en la ciudad se incluyan a cantantes de champeta como parte de los espectáculos.

También fue bien vista la propuesta de que tan pronto se remodele la Plaza de Toros Cartagena de Indias, además de escenario para la tauromaquia, esta se convierta en un lugar destinado para la promoción de la champeta y la organización e instalación de bailes con picós.

Con los picoteros

En el encuentro del pasado jueves, en la improvisada reunión que también sostuvieron los propietarios y organizadores de los espectáculos con picós, Campo Elías se comprometió a sentarse a dialogar desde el próximo martes con el gremio, y a hacerlo parte del proceso de definición de las medidas, para conseguir el equilibrio entre la seguridad y el respaldo que estos buscan.

Leonardo Iriarte, propietario y representante del Rey Rocha, se mostró de acuerdo en que le permitan a los picoteros participar de las decisiones, ya que no comparte las medidas de Terán, las cuales señala, afectan su derecho al trabajo.

"Estuvimos inconformes con el decreto de prohibición que rigió hasta el 8 de julio, y ahora no estamos contentos con los horarios y los días que nos quieren imponer para trabajar. De eso es lo que vivimos los organizadores de picós. Espero podamos llegar a un acuerdo y que nos respalde Campo", dijo Iriarte, quien asegura, el gremio pondrá todo su empeño en colaborar a las autoridades en el tema de la seguridad.

"No queremos que hayan riñas en los picós ni que hayan muertes al interior y en las afueras de nuestros escenarios, es para eso que necesitamos dialogar", señaló finalmente el picotero.