30 años dedicados al folclor colombiano

ESPECTACULOS. Es usual que muchos artistas colombianos terminen triunfando en el exterior con su arte y que en su tierra natal poco o nada se les reconozca los logros y los sacrificios de la labor emprendida, pero aún más sorprendente es que su éxito esté basado en la promoción y divulgación de la cumbia en México y en Colombia no se den por enterados.

Así ha sido la labor de Margarita Vargas Gaviria, más conocida en México como "La Diosa de la Cumbia", quien tras 26 años de labores en pro de la música colombiana en tierras aztecas, por fin recibe un homenaje de sus paisanos, pues este martes el Senado de la República le otorgará la condecoración por sus 30 años de carrera artística y su aporte al fortalecimiento de la cultura nacional.

Quizás este reconocimiento hubiera llegado mucho antes si esta carismática paisa se generara autopromoción en Colombia, para que vieran los logros que ha obtenido en tierras ajenas como México, donde no sólo la adoptaron como una mexicana más, la elevaron al estatus de "Diosa", y todo esto siendo fiel a la música colombiana, a la cumbia.

Son 30 trabajos discográficos, en más de tres décadas de labores artísticas, de los cuales, 26 años han sido en México, donde llegó haciendo parte de la famosa "Sonora Dinamita", y aunque ha grabado vallenatos, boleros e incluso baladas, con las que comenzó en la música, fue y ha sido la cumbia colombiana la que le ha dado la mayor cantidad de éxitos y reconocimientos en México, un legado que espera, dar a conocer en su Colombia.

¿Cómo recibió la noticia de su condecoración en Colombia?

Esto me da mucha emoción, porque hace 26 años me fui con mucha ilusión y miedo a la vez, pero siempre con la esperanza de volver a Colombia, como lo que soy ahora, "La Diosa de la Cumbia", y que te reconozcan en tu país es realmente bonito.

Después de 30 años de carrera artística, ¿Siente que se ha demorado el reconocimiento en su país?

Yo creo que las cosas tienen que llegar en el momento justo, y es el tiempo que Dios tiene destinado para su obra. Para mí ha sido muy bonito y muy fácil mostrar este folclor y mostrar a Colombia, como lo es, alegre. No importa el tiempo que pase, es lindo que te reconozcan en el país, y con ese homenaje o sin él, yo seguiré llevando mi cumbia por México y por donde me lo permitan.

¿Qué tan difícil ha sido llevar la cumbia colombiana en México?

Me fui de Colombia siendo vocalista de la "Sonora Dinamita" y luego de cuatro años decidí independizarme, y México siempre fue muy cariñoso conmigo, le encanta la cumbia y tiene un carácter muy alegre como el colombiano. A través de los años, de todo lo que he grabado en cumbia, sosteniendo mi folclor, donde no hay mucha competencia porque no hay muchos intérpretes en cumbia, pese al machismo de este género.

¿Cómo lleva la cumbia a los escenarios mexicanos?

Siempre he sido bastante atrevida y vamos variando los espectáculos y los formatos. Hoy en día me acompaña una Big Band junto a un grupo de bailarines donde le hacemos un recorrido para mostrarles el desarrollo de la cumbia, donde pueden ver un espectáculo, pero en especial, van a ver a mi país, lo cual me hace sentir muy orgullosa y responsable a la vez.

De reina a diosa

¿Cuándo se convirtió en "La Diosa de la Cumbia"?

Tenía una canción, entre muchas que he grabado, llamada "La reina de la cumbia", y en ese momento estaba Selena entrando a México y los periodistas empezaron a preguntarse quién de las dos era la reina de la cumbia, y cuando vine a grabar un nuevo disco a Colombia, uno de mis productores salió con el cuento de "La Diosa de la Cumbia" y así me quedé. Luego fue la gente que me llamó así.

¿Pero su música la grababa en Colombia?

Yo nunca solté a Colombia, siempre venía a grabar aquí, con músicos de aquí, teniendo como productores a Fruko o Jorge Cotes e incluso Alberto Barros, y luego me encontré en Miami con colombianos como Milton Salcedo y Bernardo Osa, productor de Fonseca, y hemos trabajado con ellos.

¿Cómo ha sido trabajar en y por un género como la cumbia colombiana, llevándola a México, mientras que en el país se ha dejado de lado?

Infortunadamente así es, pero yo no bajo la guardia, porque tengo la ilusión de algún día venir con mi grupo para recordarles a los colombianos como se siente la cumbia lejos de casa.

Ojalá que Colombia se sienta orgullosa de tener a alguien afuera que hace su trabajo por el folclor como debe ser.

"30 años de cumbia" es su nuevo trabajo discográfico....

Es un álbum en vivo (CD/DVD), que lo hicimos bajo el formato Big Band que hablaba, y que realizamos en el Auditorio Nacional de México, que sin ser el más grande, le caben diez mil personas, es uno de los lugares a donde todo artista mexicano quiere llegar, por lo que fue un honor estar allí con la música colombiana.

¿Qué viene para la Diosa de la Cumbia?

Viene un disco de boleros pero es por un gusto que me quiero dar. Yo empecé cantando boleros en Colombia, con dos discos, y siempre había querido hacer un álbum completo, y de hecho, en todos mis discos siempre hay una canción con aroma y sabor de bolero. De hecho, fui invitada al proyecto de Armando Manzanero, "Las mujeres de Manzanero", pero ahora quería hacer un disco inédito.