Silvia quiere ser un ángel Victoria Secret

ESPECTACULOS. Después de que la modelo bumanguesa fuera escogido como la mejor del mundo muchas puertas se le han abierto en el modelaje. En el hotel Waldorf Astoria en NY la Silvia Catalina Llanez habló con Vanguardia sobre su carrera en ascenso.

Son las ocho de la noche y aún no es oculta el sol en el intenso verano de Nueva York.

En uno de los hoteles más prestigiosos de la glamourosa ciudad, el Waldorf Astoria, todo se alista para dar inicio al Show Case Colombia Knows Best Fashion Show, una pasarela planeada por el Gobierno colombiano, para mostrar la versatilidad de la industria textil del país a empresarios estadounidenses, entre ellos representantes de marcas como Ferragamo, Ralph Lauren y Oscar de la Renta.

Empieza la función. Una mujer de 1 metro 78 centímetros de estatura, piernas infinitas, cabello largo y ojos almendrados abre la pasarela caminando con una seguridad que abruma. Pocos pensarían que hace menos de dos años, esta mujer que en esta noche de junio comparte pasarela con modelos de Japón, Polonia, Rusia, México y Brasil, estaba terminando su bachillerato en el colegio Príncipe San Carlos, en Bucaramanga.

Pocos se atreverían a adivinar que la misma que ahora posa ante tantos flashes sin dubitación, tiene sólo diecinueve años y ni siquiera quería ser modelo, quería ser oficial del ejército.

Ella, Silvia Catalina Llanez, es la primera colombiana en firmar con IMG Models, una de las más importantes agencias de modelaje del mundo, y tiene la sencillez de una joven cualquiera aunque ya es vista en el negocio como una top model.

Tras bambalinas, después de su aparición por las pasarelas, y mientras comía un ponquecillo y algo de agua, Silvia Catalina habló con Vanguardia Liberal sobre su carrera y lo feliz que se siente de estar en las grandes ligas del modelaje mundial.

Catalina, eres la única modelo colombiana en esta pasarela de Colombia, precisamente. ¿Cuéntanos cómo fuiste escogida?

Silvia Catalina Llanez: Llevo tres meses en Nueva York, estoy trabajando superbien en IMG Models, de las mejores agencias de modelos del mundo, donde están las mejores top models del mundo. La semana pasada hice un casting para estar acá, me pareció un show muy lindo, y aquí estoy.

Una cosa es ser modelo en Colombia y otra es en Nueva York, ¿Cómo has visto la competencia en esta ciudad?

Lo bonito que me pasó a mí fue que ellos (IMG Models) me descubrieron, casi todas las niñas quisieran estar con esa agencia porque es la mejor acá, y del mundo. Entonces ellos te mandan a los mejores castings, son oportunidades muy buenas cada vez que voy a un casting.

A mí me favorece que mi belleza es más extraña: aunque soy latina, no soy ni blanca blanca, ni morenita morenita, entonces sí tengo competencia pero no hay chicas muy parecidas a mí. Yo puedo ser asiática, latina o india. Como que tengo esas tres diferentes bellezas en mi cara, eso es lo que dice la gente.

¿Qué soñarías para el desarrollo de tu carrera, en qué pasarela te imaginas?

Me encantaría estar en la pasarela de Victoria Secret en noviembre, vamos a ver, con la ayuda de Dios probablemente. Aunque no sé, es muy difícil.

Así que te gustaría ser un ángel de Victoria Secret...

Ya estoy en Nueva York que es lo más difícil, vamos a ver, eso es como el sueño de todas las modelos... y pues el mío también (risas).

Esta en todo caso es una ciudad muy dura...

Sí es muy dura, la gente es muy fría hay gente de todas partes, pero si tú estás yendo por algo que quieres, por tu meta, entonces las cosas negativas quedan atrás la tristeza, la soledad. Estoy haciendo algo que me gusta, las cosas en contra son más vanas, no importan.

Y porqué te gusta tanto el modelaje.

A mí me apasiona la moda, me encanta. Más que ser modelo, la moda me encanta. Más adelante, cuando ya no sea modelo, quisiera ser "stylist" de una revista, como Vogue, por ejemplo. Eso me parece chévere.

¿Qué consejo le darías a las personas que están pensando ahora lo mismo que tu pensabas hace cinco años, que quieren ser modelos?

Que luchen, que crean en lo que desean. Porque si uno quiere algo y uno cree que lo puede cumplir, lo cumple si le pone el empeño. Todas las cosas que yo he deseado, hasta el momento, todas se me han hecho realidad, pero porque yo lo deseo con todo el corazón, es como la ley de la atracción: si tú lo quieres de verdad, lo puedes. Si quieres algo de verdad, luchas por eso y no te das por vencida.

¿Eres espiritual?

Sí, creo mucho en Dios, no soy católica, no voy todos los días a la iglesia, pero sí me gusta leer la Biblia todos los días y oro mucho. Cuando estás lejos de casa.