Nuevas Alianzas para festivales al parque

ESPECTACULOS. Tras 17 años de eventos Al Parque, por fin el Instituto Distrital de las Artes (Idartes) ha entendido que no basta contar con un excelente escenario, buen sonido y una impecable organización para recibir a los miles de asistentes que de manera gratuita disfrutan de diversas propuestas artísticas.

De ahí nació el proyecto de Estímulos Cualitativos, los cuales se estrenan con los 64 grupos ganadores del Concurso Festivales al Parque 2012, que tiene como fin impulsar el sector musical en Colombia.

Una iniciativa que requería con urgencia el proyecto Al Parque, de gran éxito en Bogotá y ejemplo nacional e internacional, pero que en los años se había estancado.

Los tradicionales Festivales al Parque son un fenómeno cultural que permiten que ciudadanos de todos los estratos, edades y niveles educativos, congregarse en los parques y espacios al aire libre para disfrutar de las diferentes expresiones artísticas y musicales, en uno de los mejores ejemplos de convivencia ciudadana.

Los Festivales al Parque nacen en 1995, con la primera versión de Rock al Parque (declarado patrimonio de la ciudad). Ésta tuvo su origen en los Encuentros de Música Joven, que el entonces Instituto Distrital de Cultura y Turismo venía organizando dentro y fuera de las instalaciones del Planetario de la ciudad, desde 1994.

En 1996 se logró organizar otro sector de la música popular urbana, el Jazz, dentro de un esquema similar al de Rock, para luego darle paso al Hip Hop.

Años más adelante se realizarían festivales de salsa, ópera y en el 2002 la primera edición del evento de música colombiana, denominado Colombia al Parque y tiempo después el Festival Niños y Niñas al Parque.

Los Estímulos

A este nuevo proyecto de Estímulos Curativos se han vinculado 12 empresas privadas que han decidido apadrinar grupos de jazz, rock, salsa, músicas regionales, fusiones y Hip Hop, entre otras, con el fin de trabajar en su evolución y profesionalización.

Es así como algunas de las bandas ganadoras y que se presentarán en la próxima edición del Festival Rock al Parque (del 30 de junio al 2 de julio), podrán contar con la grabación de cuatro canciones para dos agrupaciones, mientras que otras 20 recibirán bonos para salas de ensayo, dos de las cosas más costosas para un músico en la actualidad.

Otras cuatro agrupaciones recibirán asesoramiento en producción de eventos, management y auto gestión, manejo de redes sociales e ingeniería de sonido, elementos indispensables, pues no sólo se debe tener una buena canción, también saber cómo darla a conocer.

También podrán tener un showcase, mientras que seis bandas deberán prepararse para realizar giras universitarias, la forma más directa para dar a conocer sus propuestas musicales.

Así como sesiones fotográficas, la realización de EPK para una banda de cada festival, videos de sesiones en vivo e incluso la posibilidad de participar en otro tipo de festivales distritales.

Estas iniciativas hacen falta, más con festivales como Rock al Parque que en ediciones anteriores había logrado alianzas estratégicas con eventos rock de otras partes del continente, pero que no se volvieron a establecer.