"Blue Lines" es un álbum atemporal que cambió por completo la escena musical británica, además de dar origen al triphop.