actualizado | por Sandra Gutiérrez, .

Tres razones para ir a ver a Nick Carter

Hoy se anunció que el menor de los Backstreet Boys regresa a Chile y en esta oportunidad lo hará para presentar su material solista. Muchas ya empiezan a guardar suspiros porque de seguro esa noche la nostalgia se apoderará del público.


Foto: Cortesía T4F

Foto: Cortesía T4F

Las miles de adolescentes que lloraban sin control en plena Quinta Vergara el 14 de febrero de 1998 hoy recibieron una gran noticia. Aunque la época de gloria de las boy bands terminó hace un rato, el último año ha estado marcado por revivir ese amor incondicional de fan quinceañera y los músicos de antaño han sabido sacarle provecho. Primero vinieron los Backstreet Boys, hace dos días el Movistar Arena se volvió el epicentro de los chillidos a raíz de la visita de New Kids on the Block y ahora es el turno de Nick Carter, el chico rubio de ojos azules que con sonrisa inocente no dejaba a ninguna chica indiferente.

Con unos kilos de más pero reviviendo esa cara de niño bueno con que conquistó a fines de los ’90, aquí te damos tres motivos por los que no te puedes perder el concierto del próximo 7 de agosto, en el Teatro Caupolicán:

Era el más guapo de los BSB No importa si te gustaba Kevin, Brian o AJ, por masividad el que recibía por lejos el mayor favor de la fanaticada femenina era el más pequeño de la banda. Con sólo 17 años no necesitaba más que sonreír para transformarse en el “príncipe azul” de cuanta adolescente los seguía por aquellos años. No hay que olvidar que el éxito fue tanto, que más de alguna debe tener alguna lámina de álbum o un poster tamaño real dando vueltas en una caja de la bodega.

Ser fan de una boy band nunca fue más cool Ya pasó la época de la vergüenza y de renegar los gustos adolescentes. Es verdad, toda mujer que tuvo 15 en el año ’98 suspiró por este grupo que alcanzó a sacar cinco discos y que en 2005 decidió retomar su historia con dos LP más  a la fecha. Hoy, aunque ya cercanos a los cuarenta, sus integrantes siguen luciéndose con coreografías – aunque mucho menos elaboradas– y con esas baladas que, basta de negarlo, todavía detienen el corazón.

Porque nuestro corazón adolescente sigue latiendoEs así. Luego de las imágenes captadas en el show de NKOTB y de las fieles fans que tarde y noche esperaban afuera del hotel, ser nostálgica no le hace mal a nadie. Sí, las letras hoy no hacen tanto sentido, quizás tampoco las melodías, pero en definitiva los Backstreet Boys son parte importante del soundtrack de una adolescencia que nunca se olvida.

más noticias de entretenimiento

0Comentarios

publicidad