actualizado | por Octavio García Soto, .

La historia tras “La Pasión de Michelangelo”

La película que se estrenará el próximo 18 de abril está basada en la vida y obra de Miguel Ángel Poblete, el profeta de Villa Alemana, ícono de la cultura popular del Chile de los años 80.


Crédito: Piranha Films

Crédito: Piranha Films

En 1983, un huérfano de 17 años, de nombre Miguel Ángel Poblete, dijo haberse encontrado con la virgen María en el Cerro Membrillar de Peñablanca. Después de eso, más de cien mil creyentes llegaron a reunirse en un día para ver señales divinas, recibir sacramentos y, además, escuchar los mensajes que la virgen daba a través del niño profeta. Para escribir el guión de esta historia, Esteban Larraín –director de “La Pasión de Michelangelo”– pasó más de un año investigando material de archivo escrito y visual, además de conversar con decenas de conocidos de Poblete. Pese a todo ese trabajo, Larraín insiste en que su cinta es una película de ficción, y que no busca retratar lo que pasó en la realidad.  “La historia de Miguel Ángel tiene tantos vacíos que, para mí, era bastante liberador llenarlos y crear el guión” dice.

Interpretado por Sebastián Ayala –famoso por su papel de Maicol Araya, en la serie El Reemplazante de TVN–, el profeta de Villa Alemana se convirtió –en la ficción de Larraín y antes en la realidad– en la estrella pop “Michelangelo”, y el film retrata muy bien cómo fue creciendo su influencia en la sociedad de entonces y, al mismo tiempo, su propia destrucción mental.

“Miguel Ángel es un huérfano que está totalmente necesitado de afecto, de entorno social y cariño,” explica Larraín, “en cierto sentido representa una larga etapa de Chile y Latinoamérica donde los niños se las tenían que arreglar solos; es una buena metáfora de nuestra infancia abandonada”.

La fama de Miguel Ánguel duró entre 1983 y 1988. Después de eso, a finales de siglo pasado, Poblete se cambió de sexo y de nombre. Con el nombre Karole Romanoff, se radicó en Villa Alemana, donde se hizo alcohólica y encabezó pequeña secta llamada “Los Apóstoles de Dios”. Murió en 2008, y hoy aún quedan alrededor de 150 devotos a la virgen que él aseguró haber visto.

más noticias de entretenimiento

0Comentarios

publicidad