Reporter de Entretenimiento y Cultura para Periodismo.com
actualizado | por Reporter de Entretenimiento y Cultura para Periodismo.com

Fort jugó a ser Tinelli y Susana en el debut de su ciclo de América

Buenos Aires, 24 de junio (Reporter). Con pretendido derroche de glamour, música en vivo interpretada por su anfitrión y veladas críticas y alusiones a Marcelo Tinelli; Ricardo Fort debutó por América con "Fort Night Show".


"Ricardo Fort emuló a Susana Giménez y usurpó frases de Marcelo Tinelli en el debut de su ciclo. (© Foto: América TV)

"Ricardo Fort emuló a Susana Giménez y usurpó frases de Marcelo Tinelli en el debut de su ciclo. (Foto: América TV)"

El estreno del programa del millonario -con numerosos segmentos que recordaron llamativamente a "ShowMatch" y al ciclo de Susana Giménez- tuvo picos de 10.2 puntos de rating que lo ubicaron por momentos como el envío de mayor audiencia dentro de su franja.

Ya de entrada, Fort aludió repetidamente a Tinelli y dejó en claro su intención de usurparle algunas frases y gestos, desde el arranque gritando "¡Buenas noches América!" hasta una despedida con el característico "chau chau chau chauuu" de la estrella del Trece.

En el inicio, y tras una intro en la que el chocolatero apareció en un video como protagonista de "Terminator" y "Dinastía", el flamante conductor hizo un popurrí de temas musicales en los que habló de su vida desde que se hizo famoso.

Así dijo que Tinelli había sido su descubridor, afirmó que la temporada en el que estuvo en "El musical de tus sueños" fue la primera en muchos años que El Trece le ganó a Telefe en materia de rating y afirmó que aunque perdió en dicho certamen, la gente lo consideró el ganador de la contienda.

Además, le cantó al dueño de Ideas del Sur el tema "Qué ganas de no verte nunca más" y, aunque toda la noche se la pasó hablando de Miami, sostuvo que hay que apoyar al país. "Yo cambiaría quiero protestar por quiero aportar", dijo sin ruborizarse.

Siguieron más temas musicales y la presentación de sus colaboradores, encabezados por Marina Calabró, quien no paró de elogiarlo durante toda la noche; Érika Mitdank, cuyo talento -según Fort- es poder comprar 40 pares de zapatos en un día; Vanesa Carbone, quien casi no habló, y Lio Pecoraro, quien hizo acotaciones a los gritos como si fuera la versión "Ideas del Fort" de Mariano Iúdica.

Después hubo un video -desde la alfombra roja de los Martín Fierro, aunque nadie lo aclaró- en el que distintos famosos como Jorge Rial, Florencia de la V y Cristina Pérez le desearon suerte al millonario.

La que dio la nota en el clip fue Mirtha Legrand, estrella que, al escuchar el nombre del mediático, dijo "¿Quién? No, no, no", antes de huir despavorida. La reacción de la legendaria figura dio pie a que una drag queen estadounidense invitada, Adora, hiciera comentarios de mal gusto sobre Legrand. "Me encontré con una momia como Tutankamen, ¿sigue siendo el almuercito?", preguntó la transformista mientras de fondo sonaba "Mirtha Emperatriz", el leitmotiv de los almuerzos televisivos.

Además hubo un video de los hijos del millonario que lo conmovieron hasta las lágrimas -aunque el "picture in picture" con la cara del emocionado padre tapó la mitad de la pantalla- y un abrazo a su madre, Marha Fort, quien destacó que tiene un hijo que desde chico es "muy creativo".

A esta larga presentación siguió un segmento desde un escritorio muy parecido al de Susana Giménez, aunque con más brillos, en el que el millonario atendió llamados del público, que participó en juegos que tuvieron como estrellas a golosinas de Fel-Fort. Ahí, el anfitrión no se privó de imitar a la "diva de los teléfonos", atendiendo llamados al grito de "¡mi amor como te quiero!".

Después, desde el mismo rincón del estudio, Fort entrevistó a Moria Casán, aunque las referencias a Tinelli volvieron a ser el eje. "Me preocupa que sea para abrir la cabeza de la gente y no para hacer un punto más de rating", dijo el animador sobre los participantes de "ShowMatch" que tienen algún tipo de discapacidad.

Más tarde vino un segmento chimentero para el que se sumó Facundo Ventura (el hijo del periodista Luis Ventura, también presente en el debut) y el anuncio de que desde la próxima semana habrá un certamen de canto que tendrá como premio grabar un disco con Fort en Miami.

Sobre el final del egocéntrico ciclo llegó un desfile de concheros y espaldares de plumas con sensuales mujeres y los musculosos "Chicos Fort", ataviados con slips que no dejaron nada librado a la imaginación. "¡Yo me voy a hacer una orgía esta noche…" exclamó el chocolatero, quien también tuvo un arranque homofóbico cuando ridiculizó a uno de sus secretarios por ser poco masculino.

Además, y contrastando con el pretendido lujo de la propuesta, Fort presentó durante la noche a auspiciantes que fueron desde un supermercado de descuento y un quita rayas para autos hasta una casa de empeño de joyas y una firma de sodas y bidones de agua.

Para el cierre de la noche -en la que Fort hizo notar a cada momento que él es el dueño del circo- quedó otra canción en vivo y un cierre a puro baile, con dos bailarines-robots que convirtieron el final de la primera emisión en una suerte de pista de una fiesta de casamiento. (Reporter)

ML

Reporter de Entretenimiento y Cultura para Periodismo.com

0Comentarios

publicidad