Gato con Botas (Foto: DreamWorks/Paramount)

Ver imagen ampliada

A capa y espada, el gato de la dama- completo con sus botas de marca y su brillante espada- y uno de los más íntimos amigos de Shrek antes del pacto con Rumpelstiltskin, se ha convertido en un gato doméstico y mimoso, colgando así sus botas y su espada. Botas será confidente de la guererra Fiona, y el único que sabrá los secretos de sus transformaciones nocturnas en humana.