ALICIA (Foto: Walt Disney Pictures)

Ver imagen ampliada

(Mia Wasikowska) Es una joven de 19 años de edad, insegura de qué hacer con su futuro. Alicia es una chica independiente, que se siente atrapada en las estrechas miradas de las mujeres de la aristocracia victoriana. Alicia Kingsleigh no sabe cómo equilibrar sus sueños con las expectativas de los demás. Tras la muerte de su querido padre, asiste a una fiesta con su madre y su hermana, en la cual, sin que ella lo sepa, se ha dispuesto celebrar su fiesta de compromiso. Y en el preciso momento en el que el aburrido y arrogante Hamish Ascot le propone matrimonio, Alicia ve pasar corriendo a un conejo blanco vestido con un chaleco y un reloj de bolsillo y no duda en huir tras él. Persiguiendo al conejo, Alicia cae en una madriguera que la hará descender hasta la Infratierra, un lugar que ella visitó por primera vez cuando era niña (y al que llamó el País de las Maravillas), pero del que ahora no recuerda nada ni reconoce a sus habitantes. Alicia, sin embargo, volverá a reencontrarse con sus amigos de la infancia, incluyendo a la oruga Absolem, el Gato Sonriente, Twidli Dim y Twidli Dum; y, por supuesto, el Sombrerero Loco; y allí intentará encontrar su verdadero destino. "Al principio de la película, Alicia está confundida e incómoda en sus zapatos", señala Wasikowska. "Su experiencia en el País de las Maravillas la reconecta consigo misma; y allí encuentra esa fuerza que la hará sentirse más segura y saber qué es lo que realmente desea en la vida".