Durante el hit Suave, el artista hizo gestos a sus técnicos para que arreglaran algunos problemas de retorno, mientras que las pantallas gigantes mostraran varias veces el logo del evento pero al público pareció no molestarle en lo más mínimo.