Antes de Luis Miguel, fue el turno del argentino Diego Torres. Brindó un gran show y fue ovacionado.